Federalismo y Centralismo en México

Lidia siglo XIX siglo XXI No hay comentarios

El centralismo y el federalismo, fueron dos de los sistemas políticos de gobierno que lucharon en México por prevalecer uno sobre otro durante los primeros años de vida independiente del país. México, nacido libre como una monarquía conocida históricamente como el primer imperio mexicano, al caer este, da paso a la primera república federal instaurada sobre la constitución de 1824.

Ambos, federalistas y centralistas (liberales y conservadores) sumieron a México en un caos político, que finalizó hasta que inició el periodo histórico conocido como república restaurada, al triunfar el federalismo como sistema de gobierno.

guerra mexico estados unidos centralismo y federalismo

Federalismo

La definición de este sistema político, nos dice que el poder se centra en la unión de los estados que lo comprenden, cada uno de ellos con igualdad de libertades y obligaciones, así nace la primera república federal en México.

Constitución de 1824

Al promulgarse la constitución de 1824, la república mexicana se constituyo en 19 estados, 4 territorios y un Distrito Federal; gobernados mediante la división de poderes en ejecutivo, legislativo, y judicial. El respeto a los estados en su soberanía fue el punto mas destacado en dicha constitución.

Primera república federal México 1824-1835

La primera presidencia de la república federal recayó en Guadalupe Victoria. De la figura presidencial, la constitución de 1824 establecía que estaría en el poder por 4 años. Posterior a la presidencia de Guadalupe victoria, el difícil panorama político impidió que después de 1829, al fin del gobierno de Victoria, los presidentes elegidos llegaran a finalizar su mandato constitucional; es durante el interinato de Valentín Gómez Farías, que el liberalismo crea problemas con los conservadores, al iniciar este las primeras reformas liberales en el país.

Los conservadores, alegaban que el federalismo no traía la paz y sobre todo el afianzamiento de México como nación, así se declaran en rebeldía a la constitución federalista de 1824 hasta derogarla.

Para 1835, la primera república y el federalismo en México, ceden al centralismo poder como forma de gobierno por espacio de 11 años, de 1835 a 1846.

Segunda república federal México 1846-1863

El 22 de agosto de 1846, el caos político, económico y de gobierno hacen fracasar al centralismo, por lo que de nueva cuenta el federalismo es instaurado en México. La herencia centralista, dejó un país mutilado por los Estados Unidos y un conservadurismo reacio a dar por perdida su idea de un gobierno absolutista para México.

La aplicación nuevamente de la constitución de 1824, marcó el camino de la reinstauración del federalismo que se afianzó con la promulgación de la constitución de 1857, siendo esto causa del estallido de la guerra de reforma perdida por los conservadores, que respaldando a Francia al finalizar la guerra, instalaron nuevamente un gobierno monárquico en el país, por lo que la república nuevamente cae en 1863, al finalizar el segundo imperio se afianza definitivamente el federalismo como eje de gobierno en México.

Centralismo

Al centralismo, se le puede definir como la concentración del poder en una sola figura o entidad política, siendo esta la encargada de tomar las decisiones que los entes integrantes de este sistema deben acatar al no contar con autonomía.

Primera república centralista 1835 -1841

La primera república centralista, se encumbra al derogar las reformas liberales hechas por Valentín Gómez Farías presidente interino al dejar Antonio lopez de Santa Anna la presidencia por licencia en abril de 1833.

Al volver Santa Anna a tomar la figura presidencial en abril de 1834, apoya a los conservadores a derogar las reformas e iniciar la instauración de un congreso que redacte una constitución basada en el centralismo, así el 30 de diciembre de 1836 se promulgan las 7 leyes centralistas; sus artículos en resumen establecieron un régimen centralizado gubernamental y administrativo representado en el supremo poder conservador.

Los estados que conformaban la república federal, pasaron a dividirse en departamentos, sus gobiernos quedaban sujetos al gobierno central en todos los aspectos.

Los problemas que según los conservadores el federalismo causó, durante el centralismo se intensificaron, se vivieron movimientos separatistas como el de Texas y Yucatán, se entró en conflicto con Francia por los malos manejos diplomáticos de problemas internos que afectaban a ciudadanos de la nación antes mencionada; la guerra de los pasteles fue el conflicto que inauguraría los problemas internacionales de México. El capítulo más doloroso se viviría durante la segunda etapa del centralismo la llamada segunda república centralista.

Segunda república centralista 1843 -1846

La segunda etapa de la historia del centralismo en México, no fue más que la ratificación e intento de sostener el régimen.

A la promulgación de las bases orgánicas del centralismo el 14 de junio de 1843, que derogaba las 7 leyes, si bien las bases orgánicas daban más influencia a los representantes de los departamentos que conformaban México, al suprimir el supremo poder conservador para dar paso a la dictadura otorgándole a la figura presidencial poderes absolutistas, agravó los problemas.

Texas ya había declarado su independencia, y el arribo de Santa Anna a la presidencia, nuevamente causo caos político, económico, y social; despilfarraba el dinero de la nación y perseguía abiertamente a sus detractores. Los pronunciamientos y levantamientos armados logran desterrarlo del gobierno en plena crisis con los Estados Unidos.

José Joaquín Herrera, asumió la presidencia de México ocupándose de la reconquista de Texas, cosa no lograda al desconocerlo el general mariano paredes como jefe del gobierno. Hacia enero de 1846, Paredes fungiría como presidente interino y enfrentaría la guerra con los Estados Unidos, que fue combatida, con México enfrentando levantamientos armados en contra de paredes; tomando la presidencia interina Mariano Salas se reanuda el orden constitucional basado en la constitución de 1824, con lo que llega a su fin el centralismo en México.

Conclusiones

Decidir entre el federalismo y el centralismo, de una u otra forma frenó el avance de México como nación independiente; las pugnas entre adoptar uno u otro modelo, tenían al país debilitado tanto en lo político como en lo socioeconómico. Factores aprovechados por las grandes potencias, que en muchos casos hacían valer derechos abusivos mediante la fuerza; estos problemas se arrastraron gran parte del siglo 19. Finalmente el federalismo triunfó al restaurar a la república federal como modelo de gobierno definitivo en 1867.

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)